fbpx
Connect with us

Economía

México, el número tres en el mundo por entrada de remesas en 2020

Publicado

on

México se colocó como el tercer país a nivel mundial con mayor entrada de remesas en el 2020, cuando estos flujos de dinero ascendieron a 43 mil millones de dólares, informó el Banco Mundial (BM).

De acuerdo con el reporte titulado Resiliencia: crisis de covid-19 a través de la lente de migración, el organismo internacional señaló que nuestro país fue superado por India que anotó un total de 83 mil millones por concepto de remesas y por China con 60 mil millones de dólares.

“Otro caso de país de alto perfil es el de México, donde la crisis del Covid-19 aparentemente no tuvo efectos sobre las entradas de remesas. De hecho, los flujos a México aumentaron un 9.9% en 2020, con un aumento interanual del 35% en marzo de 2020. Este aumento parece deberse a una fuerte depreciación del peso frente al dólar estadounidense”, explicó el documento.

De esta forma, además de ser el tercer lugar a nivel mundial, México es el país que más ingresos por remesas tiene en América Latina y el Caribe.

El BM añadió que los flujos de remesas a México se mantuvieron y siguieron creciendo en parte porque los migrantes estaban empleados en sectores esenciales durante el confinamiento estadounidense de abril y mayo de 2020. Mientras que la posterior mejora de la situación del empleo en los Estados Unidos, apoyó el aumento de estos recursos.

De acuerdo con el Banco Mundial, los países de ingreso bajo y mediano recibieron flujos de remesas registrados oficialmente por 540 mil millones de dólares en 2020, apenas un 1.6% por debajo del total de 548 mil millones registrados en el 2019.

La disminución del 2020 fue menor que la que se produjo durante la crisis financiera mundial de 2009 cuando se desplomó 4.8 %.

También fue bastante inferior a la caída de los flujos de inversión extranjera directa (IED) a este grupo de países que, sin incluir los flujos provenientes de China, disminuyeron más de un 30% en 2020. Como resultado, durante el año pasado, los flujos de remesas a los países de ingreso bajo y mediano superaron los volúmenes de IED que ascendieron a 259 mil millones de dólares y de asistencia externa para el desarrollo con 179 mil millones.

Los principales factores que sostuvieron los flujos incluyeron los estímulos fiscales aplicados en los países anfitriones, la mejora de las condiciones económicas con respecto a las previsiones; la transición del dinero en efectivo al dinero digital para el envío de remesas; así como los movimientos cíclicos en los precios del petróleo y de los tipos de cambio.

“Se estima que el verdadero volumen de las remesas, que incluye los flujos formales y los informales, es superior a los datos oficiales, si bien el alcance de los efectos de la covid-19 sobre los flujos informales no está claro”, acotó el Banco Mundial (BM).

Con información de Proceso
Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies