fbpx
Connect with us

Editorial

Alerta México: en 2020, China nos desplazó como principal socio comercial de EUA

Por: Gil Morelos

Publicado

on

Su fortaleza, capacidad adaptativa, modelos de negocios, mano de obra barata y calificada, alta tecnología, logística de transporte, y muchos otros atributos, han colocado a China como el principal socio comercial de Estados Unidos en 2020. Y, de acuerdo a las estimaciones de los especialistas, ni México, ni nadie, podrá desplazarlo en los próximos años. Yo no estoy tan seguro de eso.

Para contener el avance del gigante asiático, México debe cabildear en forma intensa y muy profesional en las áreas claves de los gobiernos de Estados Unidos y de Canadá, para aprovechar óptimamente las ventajas del T-MEC, y fortalecer estructuralmente el gran mercado regional de América del Norte, y de esa forma proteger la planta industrial de los tres países, y generar una especie de mercado en común para esta amplia zona que por sí sola representa 500 millones de consumidores potenciales, y un valor de mercado que supera los 1.2 billones de dólares anuales, de acuerdo a reportes del Senado de México.

¿Cómo sucedió este desplazamiento? Es una pregunta recurrente, y todo indica que la parálisis de la planta industrial mexicana debido a los cierres, ausencia laboral, y paros por la pandemia, limitó el cumplimiento de acuerdos comerciales con compradores estadounidenses, lo que se convirtió en un nicho de mercado atractivo para las empresas chinas que lo aprovecharon. En palabras llanas: de alguna forma, la planta industrial china fue más eficiente, efectiva y resistente, y con mayor velocidad de adaptación a las nuevas circunstancias laborales determinada por la pandemia, y simplemente desplazó a los exportadores mexicanos.

En 2015, Canadá fue el principal socio comercial de Estados Unidos. En los siguientes tres años, China ocupó la posición y en 2019 México regresó a esa posición privilegiada, que es además histórica. El año pasado, China lo desplazó.

No todo es pérdida para México. Nuestra principal ventaja es la cercanía territorial con el mercado estadounidense. Algunos expertos también valoran una perspectiva favorable, en virtud de las tendencias laborales de deslocalización (nearshore, que es un tipo de subcontratación de una actividad industrial, con sueldos inferiores que en el propio país); y la contratación interna (inshoring, que representa un proceso de revertir una contratación externa), debido a la alta integración de las cadenas de valor industriales de las empresas mexicanas, con Estados Unidos. Las empresas mexicanas tendrán que aprovechar estas ventajas, sin duda. 

Las estadísticas económicas son verdaderamente claras para entender el proceso.

En 2020, las exportaciones mexicanas a Estados Unidos ascendieron a 325,394 millones de dólares, y representó un superávit en nuestra balanza bilateral por 112,700 millones de dólares. Sin embargo, en el mismo período, las exportaciones chinas al mercado estadounidense llegaron a 435,449 millones de dólares, es decir, 110 mil millones de dólares más que las exportaciones mexicanas.  Un reporte de el diario mexicano El Financiero, señala que China, de hecho, durante 2020, fue la única economía importante que registró un crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB), al registrar un alza de 2.3 por ciento a tasa anual. México decreció.

En este contexto, no podemos dejar de advertir las grandes posibilidades para que Michoacán contribuya a la recuperación global de México como proveedor de consumidores de Estados Unidos, a partir de sus ventas de productos hortofrutícolas en fresco e industrializados. Una vertiente importante también pueden ser las bebidas como mezcal, cerveza artesanal, y hasta charanda, considerando el concepto de añoranza, de un segmento de la población migrante mexicana, residente y fluctuante.

Insisto: los gobiernos locales y estatales, tienen una gran tarea para conocer, analizar y procesar toda la información relativa al gran acuerdo comercial entre México, estados Unidos y Canadá, el T-MEC, para aprovechar las oportunidades que se presenten por esta vía.

¿Michoacán puede ser un proveedor importante de Estados Unidos? Sin duda, sí. Habrá que trabajar mucho más en ese sentido todos: empresarios, gobiernos, academia, instituciones financieras.

Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies