fbpx
Connect with us

Internacional

Esto es lo que tienes que saber sobre el segundo juicio político de Trump

Publicado

on

La misma cámara del Senado que fue invadida por insurrectos será, a partir de este martes, el tribunal para el segundo juicio político de Donald Trump, mientras los senadores sopesan convertirlo en el primer presidente descalificado para un futuro cargo. 

Hace un año, luego de un juicio en gran parte libre de drama porque su resultado final nunca estuvo muy en duda, el Senado absolvió a Trump de dos artículos de acusación. Es muy diferente esta vez. Trump es un expresidente, el primero en enfrentar un proceso de juicio político después de dejar el cargo; la persona que empuñe el mazo será diferente; los abogados defensores de renombre no hacen fila para defender a Trump; y los republicanos pueden estar menos unidos para apoyarlo.

1. ¿Cuál es el cargo del que se le acusa?

El único artículo de juicio político aprobado por la Cámara el 13 de enero, apoyado por los 222 demócratas presentes más 10 republicanos, acusa a Trump de incitar a la insurrección el 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos que causó cinco muertes e interrumpió la certificación de la victoria de Joe Biden. El artículo de juicio político también señala los otros esfuerzos de Trump para revocar los resultados electorales, incluida una llamada telefónica en la que se presiona al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, para que encuentre los votos suficientes para revertir la elección de ese estado.

2. ¿Cuáles son los argumentos?

Los gerentes de la Cámara que procesan a Trump, todos demócratas, dijeron en un informe previo al juicio que el expresidente era “singularmente responsable” del asalto al Capitolio. Marcando los eventos de ese día en el contexto de su campaña de meses para anular los resultados de las elecciones, escribieron que Trump “convocó a una turba a Washington, los llamó a un frenesí y los apuntó como un cañón cargado por la avenida Pennsylvania”. El equipo de defensa de Trump calificó el juicio político como un acto de “odio político” por parte de los demócratas de la Cámara de Representantes y dijo que el juicio en el Senado no debería celebrarse porque Trump ahora está fuera del cargo. Dijeron que el discurso de Trump del 6 de enero en el que reunió a partidarios políticos contra el conteo de votos electorales no fue una incitación a la violencia y, sin embargo, estaba protegido por la Primera Enmienda.

3. ¿Cuánto tiempo durará el juicio?

Posiblemente solo unos días, en contraste con el primer juicio político de Trump, que duró tres semanas. Los demócratas, que están impulsando el esfuerzo de juicio político, pero que también recientemente aumentaron su poder en el Senado y la Casa Blanca, han indicado que quieren un juicio rápido en parte porque tienen mucho trabajo urgente que atender. Además, su caso se basa en gran parte en eventos de dominio público y lo que los propios legisladores experimentaron ese día. Tampoco está claro cuánto tiempo Trump querrá dedicar a su defensa.

4. ¿Quién preside el juicio?

El senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont. Como miembro principal del partido mayoritario, se desempeña como presidente pro tempore del Senado, o “presidente por el momento”, lo que significa que es el funcionario que preside a menos que la vicepresidenta Kamala Harris esté en la presidencia. (Los roles oficiales del vicepresidente incluyen al presidente del Senado). El presidente del Tribunal Supremo John Roberts presidió el juicio político de Trump en 2020, como lo indica la Constitución de Estados Unidos. Quién debería presidir el juicio de un expresidente es una cuestión nunca antes litigada.

5. ¿Es constitucional juzgar a un expresidente?

La legalidad de un juicio político en el Senado después de que un presidente deja el cargo es una cuestión abierta, nunca probada en los tribunales. Una línea dispersa pero consistente de destituciones no presidenciales en el pasado sugiere que el Senado tiene autoridad legal para llevar a Trump a juicio incluso después de que finaliza su mandato.

Por una votación de 55 a 45, el 26 de enero los senadores anularon una objeción del republicano Rand Paul, quien intentó declarar inconstitucional el juicio con el argumento de que Trump ya no está en el cargo. En su informe previo al juicio, los gerentes del juicio político de la Cámara de Representantes dijeron que no debería haber una “excepción de enero” a los límites del poder presidencial, lo que significa que un presidente no debe escapar de un juicio político solo porque las acciones en cuestión se produjeron en los últimos días de una administración.

6. ¿Cuáles son las perspectivas sobre una condena?

Baja, como lo demuestra el hecho de que 45 de los senadores republicanos votaron para declarar inconstitucional el juicio. Se necesitarían dos tercios de los votos de los senadores para condenar a Trump, lo que significa que si los 100 senadores votan, al menos 17 de los compañeros republicanos de Trump tendrían que volverse contra él. Mitch McConnell, el líder republicano, será clave. Ha dicho que la turba que irrumpió en el Capitolio fue “provocada por el presidente”, pero no ha ido tan lejos como para decir que votaría para condenarlo. Muchos senadores republicanos dicen que condenar a Trump dividiría aún más al país.

7. ¿Cuál es el sentido de un juicio ahora que Trump está fuera de la oficina?

En caso de que Trump sea condenado, una votación respaldada por una mayoría simple de senadores podría descalificarlo para volver a ocupar un cargo federal. Trump ha hecho ruido sobre postularse nuevamente para la presidencia en 2024, una perspectiva que alarma a los demócratas y complica las ambiciones de otros republicanos que se imaginan a sí mismos en la Oficina Oval. Si es declarado culpable, Trump también podría perder muchos de los beneficios otorgados a los expresidentes, que, según una ley de 1958, incluyen una pensión vitalicia, un presupuesto de viaje anual y fondos para una oficina y personal. La protección de por vida por parte del Servicio Secreto es un beneficio que no se vería afectado.

8. ¿Había ocurrido antes una descalificación?

La Cámara ha iniciado procedimientos de juicio político más de 60 veces y votó para acusar a 15 jueces federales, un senador, un secretario del gabinete y tres presidentes: Andrew Johnson en 1868, Bill Clinton en 1998 y Trump en 2019. De ese grupo, ocho jueces fueron condenados y destituidos de su cargo por el Senado. Tres de los jueces también fueron descalificados para volver a ocupar sus cargos. La última instancia fue en 2010, que involucró a Thomas Porteous, un juez federal en Nueva Orleans a quien el Senado declaró culpable de corrupción y de declaraciones falsas, incluso durante sus audiencias de confirmación.

9. ¿Quién presentará el caso de la Cámara?

Los administradores de la Cámara que funcionan como fiscales estarán encabezados por el Representante de Maryland Jamie Raskin, quien es miembro del Comité Judicial de la Cámara y profesor de derecho constitucional. Otros gerentes incluyen a Diana DeGette de Colorado, David Cicilline de Rhode Island, Joaquin Castro de Texas, Eric Swalwell y Ted Lieu de California, Stacey Plaskett de las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Madeleine Dean de Pensilvania. Los abogados externos Barry Berke y Joshua Matz, quienes ayudaron a presentar el caso de la Cámara contra Trump en su primer juicio, fueron contratados para ayudar con el segundo.

10. ¿Quién defenderá a Trump?

David Schoen, quien representó al asesor de Trump Roger Stone, y Bruce L. Castor Jr., exfiscal general interino de Pensilvania, encabezarán la defensa, anunció Trump el 31 de enero. Al principio, Trump había contratado a Butch Bowers, un abogado de Carolina del Sur. abogado que le recomendó el senador Lindsey Graham. Pero él y otros abogados de su equipo se retiraron de la defensa de Trump apenas una semana antes de que comenzara el juicio. Trump, en su primer juicio político, fue defendido por algunos abogados de renombre como la exfiscala general de Florida Pam Bondi, los exasesores independientes Ken Starr y Robert Ray, y el profesor de derecho retirado de Harvard Alan Dershowitz.

11. ¿Habrá testigos?

A través de sus abogados, Trump rechazó una solicitud de los gerentes de juicio político de la Cámara para que testificara bajo juramento. No se llamó a testigos para testificar en la Cámara, donde los demócratas argumentaron que Trump esencialmente había incitado y apoyado la insurrección a la vista del público. En el juicio contra Trump del año pasado, la mayoría republicana del Senado rechazó los intentos de los demócratas de llamar a testigos para respaldar su caso de que Trump había abusado del poder de su oficina al presionar al presidente de Ucrania para que investigara a Biden, quien entonces emergía como un probable opositor político de Trump. 

12. ¿Qué hacen los senadores?

Sobre todo sentarse y escuchar, una desviación de la práctica habitual. En un día normal en el Senado, los miembros se dirigen a una cámara casi vacía, y sus comentarios están principalmente dirigidos a la cámara. Durante el juicio de Trump el año pasado, los senadores se sentaron en sus escritorios durante largas noches de procedimientos de juicio político. Para asegurarse de que prestaran atención, se les prohibió llevar teléfonos y otros dispositivos electrónicos a la cámara. Se instalaron grandes cubículos fuera de la cámara y en los guardarropas para almacenar dispositivos electrónicos. No está claro si el Senado hará algún ajuste para el distanciamiento social. La pandemia aún no se había extendido en EU en el momento del juicio político de Trump en 2020.

Con información de El Financiero
Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies