fbpx
Connect with us

Opinión

Intervención ciudadana

Por: Gil Morelos

Publicado

on

Los restaurantes no son riesgo de contagio y propagación de Covid-19; ¡el “valemadrismo” sí!

La semana pasada del gobernador Silvano Aureoles Conejo, emitió un decreto en el que se establecen medidas emergentes ante el crecimiento de la pandemia de COVID19 en Michoacán. Contiene acciones que, en términos generales, son adecuadas. ¡Es ilógico que una persona, o una institución pudieran estar en contra de acciones para proteger la salud de las y los michoacanos!

Sin embargo, diferentes líderes de organismos empresariales creemos que no se ha hecho una correlación adecuada, entre un paro de actividades económicas, y la necesaria funcionalidad de la planta productiva, y, sobre todo, el mantenimiento de empleos.

Es importante que la sociedad michoacana lo sepa: En Michoacán, y particularmente en Morelia, las y los restauranteros formales, sí cumplimos rigurosamente con las medidas oficiales sanitarias, y de sana distancia, para proteger la salud de las y los trabajadores, -y comensales-, y brindar un servicio de calidad y sin riesgos. ¡Nuestros establecimientos no son riesgo, ni fuente de contagio y propagación de Covid-19! No podríamos poner en riesgo nuestra propia sobrevivencia como empresa, si fuéramos negligentes, omisos, o verdaderamente irresponsables. ¡Jamás!

El más grave conflicto, lo tenemos que reconocer, es la desinformación, la falta de educación, la ausencia de solidaridad, en suma: ¡el “valemadrismo” convertido en razón de ser y de existir! Eso es lo que más nos afecta. 

En medio de la pandemia, es muy claro advertir que no todas las personas usan tapabocas, se cumple con la sana distancia, o se atienden medidas sanitarias como lavado y desinfectado de manos. Prueba de ello es que, durante las últimas semanas, las estadísticas de contagios y muertes por Covid-19 han crecido en nuestra entidad. En Morelia el nivel es tal que se determinó colocar banderas rojas de alerta sanitaria en diferentes puntos de la ciudad.

Sin embargo, ¿cómo puede un pequeño establecimiento formal de comida pagar empleados, si tiene que reducir su horario de servicio, e incluso parar un día completo de alta demanda, como el domingo? ¡Allí está esencia del problema!

Por esa razón, hemos dicho públicamente que no estamos de acuerdo en que se limite el horario de prestación de servicios de algunos establecimientos muy importantes, como los comercios de víveres básicos, y restaurantes. 

Es inadmisible que en una ciudad que vive del turismo y los servicios, como Morelia precisamente, se limite el horario de operación de restaurantes formales, e incluso se suspenda en domingo. 

No es posible cerrar restaurantes y otros establecimientos de víveres en la capital de Michoacán, -y en prácticamente todas las cabeceras municipales- donde la industria restaurantera genera riqueza, empleo, desarrollo económico, y estabilidad social. Eso me queda perfectamente claro.

Como ciudadano, y como presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) de Michoacán, respaldo totalmente las decisiones de Alejandro Hernández Torres, actual presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) de Michoacán, quien ha dicho públicamente que estas restricciones, pueden ser “catastróficas”, para el sector, porque actualmente las ventas se han reducido entre 60 y 90 por ciento en este sector, de acuerdo a reportes de dicho organismo.

Yo confío totalmente en la sensibilidad del gobernador Aureoles, presidente municipal de Morelia, Raúl Morón, para escuchar los argumentos de la iniciativa privada de Morelia, y corregir y acordar, juntos, las medidas adicionales que permitan la operación de los restaurantes, cumpliendo estrictamente, como hasta ahora, con las medidas sanitarias y de sana distancia. 

Quiero reiterar: Los restaurantes no son fuente de contagio, como afirman autoridades. Las y los restauranteros, en realidad somos aliados seguros de las autoridades, porque se ofrecemos un servicio responsable, tanto en el establecimiento, como en el reparto de alimentos. 

Las y los empresarios michoacanos, confiamos absolutamente en la sensibilidad de las autoridades estatales y municipales, para restaurar pronto el horario de servicio, y así beneficiar a miles de personas comensales, y a empleados, que dependen de la apertura de estos establecimientos.

Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies