fbpx
Connect with us

Opinión

Intervención ciudadana

Por: Gil Morelos

Publicado

on

Marco Antonio Ramírez Villalón, un hombre de arte y de cultura

Por un mensaje a mi celular me compartieron una información de esas que no nos gusta recibir: Marco Antonio Ramírez Villalón, había fallecido por la mañana, y sería velado en familia, como a él le gustaba.

Con las horas, la noticia se confirmó. No puedo menos que expresar mi profundo pesar por la pérdida física de un gran ser humano, en toda la extensión de la palabra. Aunque generacionalmente hay una gran distancia, hay que reconocer que él, es un referente muy claro de lo que es el emprendimiento con un gran sentido social. Pero también, en la importancia del arte y la cultura, y el poder de cambio de la filantropía.

Marco amó a su familia como nadie, pero también se brindó con Morelia y con Michoacán, sin jamás exigir nada a cambio. ¡Ni siquiera lo llegó a pensar!

Su pasión, era su familia, sus hijos, y sus nietos y nietas. Como padre, fue excepcional. Desde este espacio, expreso mi solidaridad para Valentina y Rafael, en especial él, con quien me une una amistad de varios años.

Como vicepresidente en el poderoso corporativo Organización Ramírez –fundado por su padre don Enrique Ramírez Miguel, en el que participaban además sus hermanos Enrique, Florentino y Jaime- fue el líder de diferentes proyectos, y el éxito siempre fue la constante. También la casi necesaria condición de ubicar a Morelia como eje transversal de todas las acciones, iniciativa, proyectos y emprendimientos de la familia. ¡Ellos, jamás se olvidaron de Morelia!  

No puede entenderse el explosivo desarrollo de Multicinemas, Cinépolis y Cinépolis VIP, sin la intervención de Marco Antonio dentro de Organización Ramírez, lo mismo que al planear, diseñar, y desarrollar otras unidades de negocios, como INGRA (ahora Citelis que estuvo bajo su exclusiva responsabilidad), desde donde se crearon, operaron y administraron muy diversos bienes inmuebles, como centros y plazas comerciales, fraccionamientos residenciales, hoteles, edificios corporativos, recintos de espectáculos, y agencias automotrices.

El doctor Marco Antonio Ramírez Villalón, compartió con su familia otras pasiones como los negocios, el arte, la cultura, la filantropía, y su arrebato casi total por la tauromaquia. No haré alusión a la controversia que genera la llamada fiesta brava, pero comparto que a él se debe la iniciativa de construir el Palacio del Arte de Morelia, hacia 1988, un coso taurino que es además un centro de espectáculos. Un centro que generó y genera empleos y recursos económicos para una ciudad con una planta industrial limitada.

Mucho más tarde, el doctor Ramírez Villalón logró materializar una idea que parecía inadmisible e imposible: la creación del Centro Cultural Tres Marías, que comprende unmuseo taurino que cuenta en su patrimonio con pinturas, grabados, esculturas, piezas musicales, arte en general, ropa de toreo, capas, carteles, y taxidermia. Quizá lo más importante de todo el conjunto, es que alberga una las colecciones bibliográficas más importantes del mundo, en la temática taurina e histórica. Para muchos, la biblioteca “Salvador García Bolio” es la segunda más importante en el mundo, y lleva ese nombre en honor de su inestimableamigo, quien durante muchos años le ayudo en la búsqueda, adquisición, traslado, organización, catalogación, y resguardo de más de 20 mil textos que hablan sobre la historia de la tauromaquia, así como de la historia de Morelia, Michoacán y de México, sus otras pasiones.

Una de sus obras literarias, elemental para los aficionados, es “Los toros, 500 años de prohibición y defensa”, que constituye una profunda y bien documentada investigación histórica en torno a la tauromaquia mexicana, heredada por los españoles. Su amor y dedicación por esta disciplina, lo llevó a ser miembro de la Unión de Bibliófilos Taurinos, y de la sociedad Taurine Bibliophiles of America. Fue, además, un promotor de toreros, y de corridas en el propio Palacio del Arte, y en la Plaza Monumental de Morelia.

El doctor Marco Antonio Ramírez es el autor y coautor de más de una decena de obras literarias que versan sobretauromaquia, arte y cultura y arte, financiadas con recursos propios. Su altruismo también es muy importante en su vidas profesional y personal, y a él se debe la concepción y materialización de más de 100 proyectos productivos, e incontables acciones y obras de beneficio social. 

Al leer un poco de él, en diferentes fuentes, y al platicar con personas que lo conocieron y trataron, es fácil advertir que el doctor Marco Antonio Ramírez Villalón, fue un hombre admirado, respetado y querido en Michoacán, pero también en México, Francia y España, donde, cultivó relaciones de trabajo, y de amistad, bajo dos elementos claves para él: las diferentes manifestaciones de la cultura, y los toros.

¡Se fue un grande de Morelia y de México! La fiesta taurina para él, seguirá en otro plano espacial y temporal.

Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies