fbpx
Connect with us

Opinión

Con copia para… III

Por: Alan Onofre

Publicado

on

Algo bueno tendrá

A la complejidad de este año bajo los terribles efectos de la pandemia, se suma la coincidencia de dos eventos que, por tradición para nuestro país, obligan a la interacción o cercanía de un importante porcentaje de la población, el proceso electoral y el maratón Guadalupe – Reyes. A principios del año no dimensionamos que cambiaría la forma de relacionarnos para lo más elemental, tanto la salud o el
abasto de alimentos, pero tampoco para la democracia y la fe.


En ese sentido, hemos visto como se han ido adecuando los actores políticos para hacer grilla, bajo protocolos no siempre muy eficaces de sana distancia y sin la posibilidad de, al menos poder presumir, esas reuniones en donde las multitudes se agolpaban en torno a suspirantes electorales. Pero también la fe y la expresión alegre de los mexicanos se ve afectada, para empezar, la nula posibilidad de
visitar los santuarios marianos que a lo largo del país han congregado históricamente a millones de fieles, 9.8 únicamente en el Tepeyac.


Hoy existe un problema para ambos frentes, ¿cómo salir a buscar el apoyo de un electorado acostumbrado a grandes mítines?, ¿cómo tener sana distancia cuando los suspirantes electorales van de casa en casa repartiendo despensas o pipas con agua?, ¿cómo reactivar la economía cuando las celebraciones religiosas están prohibidas? Sin duda la respuesta no es sencilla, pero tiene una base que
bien aplica a todas las interrogantes: la prudencia es la mejor consejera.


De mucho podrá servir para la democracia desacostumbrarnos a los acarreos, considerable ganancia tendremos los ciudadanos si los costos de las campañas se reducen para no ganar votos con despensas. Así mismo, de mucho podrá servir que gobiernos a cualquier nivel, implementen eficaces políticas públicas que generen una economía de comercios formales, para que este tipo de crisis tanto
económica como sanitaria, no ponga en jaque al comercio informal y miles de
familias.


De lo malo buscarle lo bueno, decía mi abuela. ¿Ustedes qué más piensan que
podemos aprender o ganar? Los leo con aprecio.

Continue Reading
Advertisement
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies